¿Atracción Turística, o Crueldad Inaceptable?

Cada setiembre, en la localidad española de Tordesillas, un toro es perseguido hasta la campiña, atormentado con lanzas y herido a muerte durante la fiesta del Toro de la Vega. Increíblemente, este cruel e injustificado espectáculo recibe la distinción de estatus turístico en España.

Activistas españoles que se oponen a esta fiesta han solicitado al Concejo de Cultura y Turismo local que revoque el estatus de Fiesta de Interés Turístico.

Este año, un toro llamado Vulcan murió en nombre del entretenimiento y el turismo.

Eventos en los cuales los animales son torturados o sacrificados no deberían ser considerados atracciones turísticas. Dejémosles claro a los políticos que estos espectáculos terribles en lugar de atraernos, nos repugnan.


 

Firma el compromiso

Únete a miles de activistas que se han comprometido a manifestarse en contra de la crueldad hacia los animales. Haz clic en “enviar” cuando hayas terminado.

 

La crueldad no es una atracción turística

“Jamás asistiré a un evento en el cual un toro sea torturado o herido con el fin de entretener a las personas."

"Las crueles fiestas taurinas y corridas de toros no tienen interés turístico para mí y eventos que incluyan sufrimiento animal jamás deberían recibir la distinción de un estatus turístico."

"Hago un llamado a los políticos españoles para que ya no permitan que estos terribles eventos se lleven a cabo."